Martes 12 de Diciembre del 2017
Destacados: No announcement available or all announcement expired.

Manu Benítez.

El día estaba siendo muy gélido, el mercado de abastos de Alhaurin estaba repleto de personas bien ataviadas con ropa de invierno ultimando las compras para la cena de noche buena. Merche estaba en la pescadería esperando su turno acompañado de su hijo de 6 años, tenia previsto comprar una cola de rape para la sopa de pescado, que cada año por estas fechas hacia siguiendo la tradición de su madre. Cada vez que venia a comprar este pescado le venia a la memoria esas noches junto a sus padres y hermanos, los adornos realizados manualmente, las cintas de colores envolviendo los cuadros o las visitas de los vecinos después de la gran cena. Ahora todo había cambiado ,y esto la ponía triste porque su hijo no podía sentir la navidad al igual que ella cuando era niña, Carlos solo tenia ilusión por los regalos y no por lo que significaba estar junto a la familia, pero quien era ella para hacer reproches, se preguntaba así misma, su madre estaba en la residencia del limón y ya llevaba cuatro años sin pasar las fiestas navideñas con ella.

 

De regreso a casa pasaron por la plaza de España, ya que observaron como se concentraban decenas de personas junto al árbol de navidad del pueblo, eran vecinos de Villa grande que se disponían a cantar villancicos con la intención de recaudar dinero para varias familias sin recursos de su barriada, y así, de esta manera contribuir ha ayudarlas a pasar unas fiestas mas amenas, fue entonces cuando decidió unirse a ellos y colaborar con un poco de dinero, al fin y al cabo esto es lo que aprendió de sus padres, la solidaridad con los mas necesitados, y mas en estas fechas en donde las familias tienden a unirse alrededor de una mesa.

 

Al llegar a su casa se encontraron con su vecina Mari Carmen que les comentó que esta noche buena vendrían sus padres a su casa, ellos ya eran mayores para liarse con las compras y cocinar, y este año  iban a ir a por ellos, lo pasarían junto a la familia de su hermano que como cada año venían a su casa para pasar esta noche todos juntos, como cuando eran pequeños. Al despedirse de Mari Carmen su hijo la pregunto porque ellos siempre cenaban solos, y si la abuela no quería venir a casa, entonces una lagrima recorrió la mejilla de Merche aunque fue el silencio, el que se adueño del momento.

 

Al día siguiente el olor a comida inundaba toda la calle, una mezcla de olores que anunciaba que hoy era la gran noche de navidad, las luces de los arboles animaban a los niños que ya intuían que esta noche seria distinta a las otras, hoy no les mandarían tan pronto a la cama y así podrían tener mas tiempo para jugar. Merche estaba preparando la sopa de pescado mientras que su marido preparaba el desayuno para Carlos, ellos cenarían solos escuchando a otros vecinos disfrutar de esta velada tan especial. Abelardo salio a la calle con Carlos para llevarlo al ayuntamiento ya que hoy estarían los reyes magos recibiendo a los pequeños y pequeñas alhaurinas, Carlos tenia algo especial que pedirlos,  pero no se lo confesaría a sus padres. Fue Melchor quien lo recibió que acercándose a su oído, y ante el asombro de su padre le susurro su enigmática petición.

 

En el reloj marcaban las 9 y media de la noche, el timbre de la casa de Merche sonaba reiteradamente como si de una llamada de socorro fuese, inmediatamente los tres miembros de familia salieron corriendo hacia la puerta pensando que algo grave sucedía, la abrieron y allí se encontraron una inesperada sorpresa, el hermano pequeño de Merche junto a su mujer y sus dos hijos estaban frente a la puerta, al lado, su madre que con una sonrisa miraba a Carlos toda emocionada, < Hola Carlitos, como ves, el rey Melchor te ha concedido tu deseo> , los padres de Carlos no entendían nada pero estaban muy contentos de que hubiesen venido para pasar con ellos esta noche buena.

 

Al pasar al salón el hermano de Merche se quedo junto a ella y  su marido para explicarle el motivo de esta visita < el rey Melchor era yo, y mi sobrino me pidió que esta noche estuviesen su abuela y sus primos> , Merche se abrazo a su hermano y entre sollozos le dio las gracias.

 

 

Artículo publicado el 4 / diciembre / 2017. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Manu Benítez.