Miercoles 07 de Noviembre del 2018

Cristian Requena.

Yo, fijo, inmóvil,

petrificado ante tal divinidad proyectada en mi retina.

 

Tú, diligente, intrépida,

trepando hasta mis labios,

aquellos que empezaste a devorar con tu mirada.

Artículo publicado el 22 / octubre / 2018. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Cristian Requena.