Martes 12 de Diciembre del 2017
Destacados: No announcement available or all announcement expired.

Manu Benítez.

No sabes cuanto me hace falta tu calor, las noches son muy gélidas aquí, y en el cristal ya no veo el reflejo de tu cara.

Los días se me hacen tan largos que me consume la agonía de esta espera, miro a través de la ventana buscándote entre la gente, pero no encuentro tu silueta.

Estoy perdido entre estas cuatro paredes, la locura esta inundando mi mente y las pesadillas no dejan de atosigarme haciendo regresar mis miedos.

Un océano lleno de incertidumbre se acerca hacia a mi si tu no llegas para llevarme hacia la orilla para rescatarme.

Navego sin remos desde que te marchaste, sin encontrar el camino de retorno, pidiendo al cielo que te pongas de nuevo al timón de este navío que naufraga entre aguas revueltas

 

La tristeza me ahoga haciendo que mi corazón sufra tu ausencia, sus latidos son tan débiles desde que me dijiste adiós que siento que se esta apagando poco a poco.

 

El vacío en mi vida no puede ser llenado con nada que no sepa a ti, tus recuerdos me inundan tanto que si no regresas a mi me confundiré entre las almas nómadas que transitan por las calles de la ciudad de la soledad.

 

Solo me queda la esperanza de que al levantarte un día recuerdes que también fuimos felices, cuando nos sonreía la vida mientras cantábamos aquellas notas de nuestra melodía romántica.

Hoy la escucho pensando en tus ojos mirándome a mis labios que van a besarte

 

 

 

 

 

Artículo publicado el 3 / diciembre / 2017. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Manu Benítez.