Viernes 14 de Septiembre del 2018

Manu Benítez.

22 nuevas velas encendidas en honor a las personas injustamente asesinadas por un sujeto cargado de odio y maldad. Ramos de flores a pie del lugar en donde ocurrió tan vil atentado y todo para alimentar las mentes sucias de algunos grupos que se consideran dueños y amos del mundo.

Asesinar en nombre de quienes no otorgaron permiso alguno bajo la bandera del horror y terror, lideres que tienen solo la batuta de una orquesta endemoniada y cuya única melodía es la de los gritos del miedo y la de los sollozos de niños y niñas que en su inocencia no entienden de la mezquindad de los mayores.

Una vez mas las calles se llenaron de sangre y de nuevo las luces de las ambulancias iluminaron calles que minutos antes solo las iluminaba la luz de la luna, una vez mas un lunático se creyó las premisas de individuos que interpretan su religión a su manera y que su única misión es la de provocar el sufrimiento en los demás. Inglaterra, Francia, Bélgica o España, da igual el lugar, ya que cualquier país esta en la diana de los sujetos que quieren acabar con la humanidad que es diferente a ellos.

Nos preguntemos porque sucede tan macabros sucesos y la respuesta la tenemos a nuestra alcance, dado que el origen esta en la propaganda del odio que se transmite, ya sea en la red de Internet o en cualquiera del resto de cauces de comunicación, la cuestión es que el odio se manifiesta ante nuestros ojos sin hacer nada efectivo para pararlo, el odio gratuito y sin fronteras que llena las calles de las ciudades de miedo y de desconfianza hacia los demás. Llenamos la red internauta de criticas por memeces y no caemos en la cuenta de lo que verdaderamente es preocupante, un cantante desafina en una canción y sale en todas las portadas y es cuestión de estado para muchos ciudadanos, y en cambio la divulgación del odio pasa desapercibido, porque parece no interesar a nadie.

Una de las grandes amenazas de la humanidad esta en el odio provocado por lideres dementes y de la pasividad a la que la hacemos frente, nunca se ganaran las batallas al fanatismo si no paramos el origen del odio y de los que las propagan.

Artículo publicado el 29 / mayo / 2017. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Manu Benítez.