Jueves 08 de Noviembre del 2018

Manu Benítez.

El nuevo P.S.O.E. De Pedro Sánchez lanza como principal estandarte de su congreso nacional declarar a España como estado plurinacional sin renunciar, eso si, a la soberanía nacional, es de suponer que esta medida estrella viene acorde con el conflicto abierto con el gobierno catalán, pero claro, yo me pregunto hasta cuando dos comunidades sobre 17 que tiene el conjunto del estado español van a condicionar el futuro del conjunto de españoles.

 

Pongamos las cifras sobre la mesa, España cuenta con un total de 46.600.000 millones de habitantes, Cataluña 7.412.000 ( un 15.9% del total de habitantes) y el país vasco 2.166.236 (un 4.6%), entre las dos comunidades que siempre se han declarado nacionalistas suman un 20.5%  y con esta cifra siempre han dispuesto de privilegios que otras comunidades nunca han tenido.

 

¿España es plurinacional? No sera que existen dos comunidades que se aprovechan de una situación planificada para sacar provecho legislatura tras legislatura, a Cataluña le va mal en la crisis como al resto de España y nos llama ladrones dando una pataleta como un niño mimado, porque en realidad eso son, niños mimados que cuando no tienen el caramelo en la boca tiran del lloro fácil.

 

El P.S.O.E. Puede optar por un estado federal pero siempre y cuando sea una demanda general ¿lo es? Quizás tanto que les gusta preguntar y consultar a la militancia podrían consultar al conjunto de españoles si es esto lo que queremos, o si bien esto se corresponde a una salida a un conflicto que se ha abierto en una sola comunidad. Basta ya de tantos miramientos para aquellos que no respetan nuestros símbolos y repudian nuestro idioma, hay que hablar y dialogar, pero no a costa de tanta concesiones que crean una desigualdad entre el resto de comunidades.

 

Es una vergüenza ver la diferencia de infraestructuras entre estas dos comunidades y la de por ejemplo las de Extremadura, para esta comunidad no pasa el tiempo y solo la autovía que la cruza la hace parecer que también esta dentro de España, Gobierno tras gobierno han dividido a los habitantes de este país entre ciudadanos de primera, de segunda y de tercera clase, y todo por no atreverse a ser justo.

 

Ya es hora de que el resto de comunidades exija los mismos privilegios que poseen Cataluña y el país vasco aunque con ello tengan que romper las disciplinas de sus ejecutivas centrales.

 

Artículo publicado el 18 / junio / 2017. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Manu Benítez.
No announcement available or all announcement expired.