Martes 09 de Octubre del 2018

Paqui Martínez.

La alegre algarabía de los niños jugando en el jardín me ha atraido a la ventana, el aire de la tarde viene frio, a lo mejor eso es lo que hace que los niños hoy esten algo más activos que de costumbre, el jardín esta en pendiente y los niños aprovechan para lanzarse con sus patines y patinetes…….. lo natural en los niños.
El eco de sus risas ha traido a mi mente mis años de infancia y las tardes de juegos en la plaza, jugábamos al tejo, a la comba, a las canicas o al pilla-pilla………. lo natural en los niños de la época, hasta la fatídica hora en que mi madre me reclamaba para la ducha, la cena y la cama, por ese inamovible orden y a unas horas que a mi me parecía muy temprano……lo natural en los niños.

Mientras los niños estan en sus juegos observo el jardín y echo de menos dos majestuosos árboles que llevaban en ese jardín desde la inauguración de la urbanización, testigos mudos de los juegos de muchos niños que hoy ya son adultos, unos árboles que por estas fechas se eregían desnudos sobre una alfombra de hojas amarillas, regalándonos un bello paisaje que aún mantengo en mi recuerdo.

Sería el año pasado por estas fechas cuando los árboles desaparecieron, víctimas del criterio de un padre, posiblemente el de uno de esos niños inocentes que alegremente estan jugando, que temeroso del peligro de caida por la natural pérdida de hojas de los árboles, amenazó a la Comunidad de Propietarios con denunciar y pedir responsabilidades patrimoniales en caso de producirse un accidente, firmando así la sentencia de muerte de éstos árboles.

Me recreo en la memoría de aquella alfombra de hojas amarillas y sin poder evitar la horrible imagen de ver los árboles caer por el peso de la sinrazón. Mientras, los niños siguen con sus juegos, deslizándose sin miedo a gran velocidad por la rampa del jardín, lo natural en los niños………..tan natural como que los árboles pierdan sus hojas en otoño.

Artículo publicado el 9 / diciembre / 2014. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Paqui Martínez.