Viernes 16 de Noviembre del 2018

Paqui Martínez.

Cuando escribo algo, ya sea una opinión o un microrelato mas o menos ficticio, de antemano, soy consciente de que me enfrento a la crítica. Por experiencia,  puedo decir que lo más temido para un escritor novel a la hora de hacer públicos sus trabajos, es el saberse expuesto a la valoración, no siempre positiva, de los demás.

Sinembargo una vez que te lanzas a escrbir y asumes que tus lectores interpretarán tus textos a su libre albedrío, te encuentras con otro fenómeno muy curioso con el que no cuentas, una curisosa figura: “EL QUE SE DA POR ALUDIDO”.  Generalemente es alguien que el que escribe conoce personalmente de antemano y que da igual de lo que escriba, sea positivo, negativo o un relato de ciencia ficción, que este egocéntrico personaje se dará por aludido adjudicándose gratuitamente el protagonismo de tus letras.

La sensación que me produce esta situación podría ser algo así como lanzar un tiro a una multitud con una pistola de fogueo, y ver cómo acto seguido caen al suelo cuatro, ¿qué ha pasado? no es el resultado previsto. Y no has reaccionado del lógico desconcierto cuando te toca dar mil y una explicaciones sobre el verdadero sentido de lo que has escrito.

Por eso hoy he decidido dedicarle unas merecidas letras a estos  lectores para que, aunque sea una vez  si que si, sean los protagonistas, se lo merecen, en agradecimiento a su fidelidad, a su capacidad de leer entre líneas y hacerme pasar “lo que no esta escrito” (nunca mejor dicho) dando explicaciones.

Artículo publicado el 18 / julio / 2017. En la categoría: ColaboradoresEn la categoría: Paqui Martínez.
No announcement available or all announcement expired.