Jueves 18 de Enero del 2018

Oficina de prensa municipal.

Este pasado sábado, tenía lugar un hecho más que memorable. Debido a las bajas por distintos motivos que atravesaba nuestro primer equipo, la secretaría técnica del club, decidía convocar a jugadores del juvenil, hasta ahí, todo podía tener su parte de normalidad. A última hora del viernes, sufríamos una de las últimas bajas forzadas por parte de uno de nuestros jugadores convocados para viajar al siempre fuerte y aguerrido Melilla, por lo que el Mister del primer equipo, además de coordinador de futbol 11 Lalo Pavón, decidió convocar a un chico del cadete, Mario. Destino, coincidencia o llamémosle como queramos, hizo que hoy destaquemos este hecho tan insólito a la vez que emotivo.

Mario García Berruezo, 28/09/1998, con 16 años recién cumplidos, es un jugador de los más destacados de nuestro equipo de cadete andaluza, lo que le ha llevado a la coordinación, a confiar en él y darle la oportunidad más que merecida, para poder debutar en esta jornada con el primer equipo en tercera división debido a sus grandes dotes futbolísticos. Donde mejor que realizar su debut que en Melilla, la CiudadAutónoma de donde proceden los genes tan futbolísticos de esta joven promesa del balompié.

Habrán muchos que el apellido Berruezo les haya resultado familiar, o que incluso se acordaran de ese mítico jugador que ostenta el fatídico dato de haber sido el primer jugador de fútbol que como dicen….. murió con las botas puestas, pues sí, el joven Mario, es nieto de Berruezo (Pedro Berruezo Martín, Melilla 22/05/1945- Pontevedra 07/01/1973).

Para los que no lo conocieran, Berruezo salió de las categorías inferiores del Melilla rumbo al extinto C.D. Málaga en la temporada 1964/1965 para jugar en 2a División, consiguiendo ascender a 1a División, aportando además de sus grandes internadas por banda izquierda 4 goles. Su estancia en Málaga se prolongó hasta mediados de la temporada 1967/1968, cuando el Sevilla pagaba por su traspaso 4 millones doscientas mil pesetas de las antiguas pesetas (cantidad más que considerable en aquellos tiempos).

En el conjunto de Nervión, tuvo la ocasión de jugar al igual que lo venía haciendo en el C.D. Málaga entre la primera y la segunda división, levantando a los aficionados hispalenses de sus butacas con sus grandes internadas por banda y precisos centros al área además de cosechar 41 goles en poco más de cinco temporadas.

Artículo publicado el 3 / diciembre / 2014. En la categoría: DeportesEn la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público