Martes 23 de Octubre del 2018

Comunicado de I.U. Alhaurín de la Torre.

Nuestro grupo municipal va a votar en contra del presupuesto municipal que elabora el equipo de gobierno, ya que no es más que una continuación de la forma de gestionar la contabilidad municipal del Partido Popular, lleno de promesas que no serán cumplidas, con unos altos impuestos imposibles de afrontar por una parte cada vez mayor de los vecinos del municipio con la discrecionalidad que caracteriza a nuestro alcalde que da y quita a voluntad según el interés de cada momento.

1.- SOBRE LAS SUBVENCIONES:
En el capítulo de la Subvenciones figuran cantidades económicas nominativas fijadas de antemano, como por ejemplo a las cofradías religiosas y la Peña flamenca, pero no hay una partida presupuestaria general con un reglamento explícito para solicitarlas y que sean adjudicadas, con igualdad de oportunidades para todos los colectivos y actividades.
Se solicita que, o bien se exponga una partida general para las subvenciones, con un reglamento también general y que se haga público, o bien que cada concejalía esté obligada a hacer sus propias ordenanzas o reglamento público, con unos aspectos comunes a todas ellas y en condiciones de igualdad, con el fin de evitar que cada concejalía o departamento adjudique las subvenciones a su libre albedrío y sin un criterio común, justo y equitativo.
2.- SOBRE LOS IMPUESTOS:
Solicitamos que las bonificaciones que se les apliquen a los sectores de la población alhaurina más desfavorecidos (pensionistas de rentas mínimas sin otros ingresos, parados de larga duración, etc) en todas las tasas municipales como el IBI, el agua, el alcantarillado, la recogida de basuras…, vengan incluidas en el recibo, con el fin de evitar molestias innecesarias a la ciudadanía y cargas excesivas de trabajo a los empleados municipales de administración del ayuntamiento, y para que dichas bonificaciones nunca sean catalogadas como obras de caridad, sino como derechos de la ciudadanía en justicia social.
3.- SOBRE LAS PRIVATIZACIONES DE LOS SERVICIOS MUNICIPALES:
Se observa en un análisis pormenorizado del borrador de los Presupuestos Municipales, que un 7,5% de los mismos ( un total de 3.184.773 euros) se adjudican a empresas externas al Ayuntamiento, es decir, se privatizan esos servicios, quedando fuera de la imprescindible fiscalización por parte de los concejales y grupos de la oposición.
Además, al privatizar estos servicios municipales, se dejan de realizar contrataciones para puestos de trabajo y empleos municipales por parte del Ayuntamiento, que mal que bien se podrían fiscalizar, con el consiguiente perjuicio al no poder investigar ni controlar cómo y a quién se contrata, dejando al libre albedrío de las empresas privadas contratadas las condiciones laborales, empresas a su vez cercanas curiosamente al equipo de gobierno actual, con antiguos concejales y miembros de las Nuevas Generaciones del Partido Popular incluidos.
Un claro ejemplo de lo expuesto anteriormente son las contrataciones que se realizan sistemáticamente por parte de la Concejalía de Urbanismo a empresas privadas para que éstas hagan estudios y trabajos que, pensamos, perfectamente podrían realizar los técnicos municipales de dicha concejalía de Urbanismo del máximo rango de cualificación profesional en su sector, el A1, ( un total de cinco técnicos hay en la plantilla municipal con este rango máximo). En la actualidad, cuando no hay apenas proyectos urbanísticos en marcha, con casi todas las obras paradas, se están privatizando o externalizando trabajos que, una de dos, o indican que se privatizan innecesariamente, o que sobran técnicos municipales, ya que no están cualificados para realizar ciertos trabajos y actividades propias del área de Urbanismo.
Por último, denunciar que se le quiere dar apariencia de legalidad al clientelismo político y a las privatizaciones, a través de su inclusión en los Presupuestos Municipales.
4.- TASA DE CARRUAJES
Reclamamos la eliminación de la partida de ingresos 02.32.331 Tasa por entrada de vehículos.
La inclusión de esta partida en el presupuesto supone que otro año más los vecinos de Alhaurín de la torre van a tener que soportar la carga impositiva de esta tasa, que ni es una tasa, ni es justa, ni moral.
• No se trata de una tasa: Según la RAE una tasa es: “Tributo que se impone al disfrute de ciertos servicios o al ejercicio de ciertas actividades” A este respecto la llamada tasa por entrada de vehículos no es una verdadera tasa, ya que cobra a los vecinos por el hecho de tener un portón, independiente de que lo utilicen o no.

Tampoco se observan por los vecinos actuaciones municipales encaminadas al mantenimiento de los rebajes de las aceras utilizados por los vehículos en su entrada y salida, por lo que la tasa no cubre ningún servicio, solamente está pensada para recaudar.
• No es justa y ha creado un agravio comparativo entre los vecinos del municipio al haber empezado a cobrar la tasa por zonas, antigüedad en el censo u otros criterios que desconocemos, dándose el caso que algunas zonas del pueblo llevan pagándola más de diez años mientras otras no llegan a cinco. O calles en las cuales a unos vecinos se les pasa recibo y a otros no.

• No es moral, debido a que en los últimos años los ciudadanos han oído reiteradas veces de su alcalde que se iba a suprimir encontrándose año tras año con que la tasa se sigue cobrando. Además es una de las tasas con más índice de morosidad, superior al 50% en 2013 lo que supone que unos vecinos paguemos y otros no por un servicio que nadie recibe.
Por todo lo anteriormente expuesto se alega al presupuesto municipal proponiendo la eliminación de la citada partida del presupuesto de ingresos.

5.- PARTIDA DE GRATIFICACIONES:
Se alega que la partida correspondiente a las gratificaciones del personal debe ir acompañada de un documento que regule los criterios de gratificación. De lo contrario ha quedado demostrado en años anteriores que la cuantía de esta partida será otorgada a discreción del equipo de gobierno, siendo imposible para los miembros de la oposición la correcta fiscalización ya que se nos remite a distintas comisiones de personal en las que nunca se informa del paradero y conceptos por los que se otorgan estos caudales.
Con esta partida se está promoviendo una vez más, que un cuarto de millón de euros de las arcas municipales sean repartidos entre los empleados municipales sin garantizar ningún criterio objetivo, de igualdad, capacidad o merito incitando al favoritismo y clientelismo político.
En definitiva, Izquierda Unida exige que el concepto de gratificación debe quedar para casos extraordinarios, y que el resto de complementos a la nomina de los trabajadores municipales deben estar recogidos en convenio y otorgarse por medio de la utilización de los criterios de merito, igualdad, capacidad y transparencia.

Artículo publicado el 26 / diciembre / 2014. En la categoría: Izquierda UnidaEn la categoría: Política