Comunicado de Izquierda Unida.

Diego Valderas, Elena Cortés y Fali Rodríguez, ex-consejeros de IU en el Gobierno de la Junta, reivindican el trabajo hecho y denuncian “la parálisis en la que caerán decenas de medidas proyectadas o ya en marcha por la delealtad del PSOE”.

Sevilla, 27 de enero de 2015 //  En una multitudinaria rueda de prensa celebrada en la sede de IU Andalucía, Diego Valderas, Elena Cortés y Rafael Rodríguez, ex-representantes de IU en el Gobierno de la Junta, han valorado críticamente la situación creada en tras la ruptura del pacto de gobierno por parte del PSOE.

El ex vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, ha responsabilizado a la secretaria general del PSOE-A de “dejar en la cuneta medidas importantes de la izquierda que estaban en el acuerdo de gobierno”. “Al PSOE le ha dado miedo el cambio. A nosotros no nos ha dado miedo al cambio de izquierdas en Andalucía”, ha resaltado a la vez que ha puesto de manifiesto que “no es posible decir que somos muy buenos para acto seguido acabar con la legislatura”.

Sobre la labor de su departamento ha resaltado el orgullo por el trabajo realizado en materias tan importantes como la administración local, la recuperación de la Memoria Democrática como política pública, la defensa de los consumidores, especialmente de los que se ven afectados por los abusos en la contratación hipotecaria, el haber puesto a nuestra tierra en la vanguardia de la participación ciudadana o haber salvado la Cooperación al Desarrollo andaluza.

Por último, ha lamentado todas las gestiones que no podrá continuar como la Carta de Derechos de Ciudadanía, el garantizar los suministros mínimos vitales de luz y agua, el aumento de las sanciones en materia de consumo, el dotar a los ciudadanos de mayores y mejores herramientas para la participación a través de las consultas populares o un nuevo PACODE con el que fortalecer la solidaridad del pueblo andaluz.

“La llama de la izquierda que el domingo prendió en Grecia, ha sido apagada por Susana Díaz en Andalucía sin ningún tipo de justificación, con estas palabras se ha referido el ex consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía Rafael Rodríguez al adelanto electoral.

Rafael Rodríguez ha destacado el “orgullo” que le merece el haber trabajado en el gobierno de la Junta de Andalucía para trasladar a la opinión pública que otra forma de gobernar es posible., “IU ha sido garantía de políticas de izquierda y de la gestión honesta de los servicios públicos, gobernando con las gente”.

Rodríguez ha destacado la labor desempeñada en la consejería que ha tutelado destacando que cuando IU llegó a la consejería nos encontramos con una bajada del 3% de las pernoctaciones y acabamos la legislatura liderando el crecimiento turístico en España, en todos los indicadores y rankings.

ex consejeros“Pero si de algo me siento satisfecho”, explica Rodríguez, “es el aumento del 7,5% más de personas ocupadas en el sector turístico. Así como en el aumento de más 5% de afiliados a la Seguridad Social, a pesar de que el empleo no es de la calidad del que Andalucía necesita y nos comprometemos a trabajar por ello”.

Rafael ha insistido en que IU molestaba en el gobierno y ha lamentado que se haya quedado en el tintero temas de inminente aprobación como es el Plan General de Turismo Sostenible, Plan de Ordenación del Litoral, viviendas de uso turístico o decreto de campos de golf. Finalmente Rodríguez ha informado que su mandato finalizó con la aprobación del Plan de Apoyo al Comercio Ambulante de Andalucía, un sector que apoya a 40.000 familias andaluzas.

La última en tomar la palabra ha sido la ex-consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, defendiendo que “Andalucía ha tenido por fin un Gobierno comprometido con la transformación social gracias a IU”. Cortés recordó que IU encontró la política de la consejería que ha dirigido “sumida hasta el cuello en la burbuja de la vivienda y la burbuja de las infraestructuras”, reivindicando que “le hemos dado la vuelta a estas políticas como a un calcetín”.

Cortés ha resaltado su orgullo y agradecimiento por el trabajo realizado por toda la Consejería consiguiendo “pasar de la especulación con la vivienda a la cultura de la rehabilitación,  de la hipoteca de las cuentas públicas a la eficiencia de la inversión y de las obras faraónicas a poner a Andalucía en la vanguardia de las políticas de movilidad sostenibles”.

En este sentido la ex-consejera de IU ha desatacado el papel de su departamento a la hora de poner en marcha obras que encontraron “paradas y sin visos de arrancar” desde “·la racionalidad y la eficiencia”, como el Metro de Málaga, ya en funcionamiento de forma parcial tras reiniciar y replantear la obra abaratándola en más de 500 millones de euros, el Metro de Granada abaratada en 23 millones y el tren-tranvía de la Bahía de Cádiz, ya en pruebas.

Como resumen ,Cortés situó dos hitos de la política de IU en la Junta: el fin de la “mal llamada” colaboración público-privada que rebajó de 3.600 a 900 millones de euros el coste de obras públicas y la Ley y las medidas para garantizar la función social de la vivienda, “con números espectaculares, a pesar del bloqueo del gobierno del PP”: 6.000 desahucios evitados, paralización de todos los desahucios en el parque público desde junio de 2012,  26 millones de euros en líneas de ayuda al alquiler y sanciones impuestas o en trámite por 20 millones a entidades financieras por ocultar sus VPOs.

Artículo publicado el 28 / enero / 2015. En la categoría: Izquierda UnidaEn la categoría: Política