Sábado 13 de Enero del 2018

Oficina de prensa municipal.

Se ha llevado a cabo una intensa campaña de adecentamiento y retirada de residuos durante varios días en el entorno del antiguo cortijo y de la torre nazarí, cuya conservación corresponde a la Consejería de Cultura.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha llevado a cabo una intensa campaña de limpieza y adecentamiento en el conjunto histórico de la antigua torre nazarí de Torrealquería, donde también se encuentran los restos del llamado cortijo de Mollina. Se trata de una intervención que se ha acometido a través del Área de Servicios Operativos, que dirige Carmen Doblas, y que se ha prolongado durante unos tres días.
Las tareas se han ejecutado ante la desidia de la Junta de Andalucía, que no ha realizado trabajo alguno ni de mantenimiento ni de conservación, a pesar de que es la Consejería de Cultura la que tiene las competencias en este sentido desde la entrada en vigor de la Ley de Patrimonio Histórico de 2007, que establecía todos los conjuntos fortificados de esa época como Bienes de Interés Cultural (BIC).
El alcalde, Joaquín Villanova, ha explicado que desde el Consistorio no se podía seguir esperando a que la Junta asumiera sus responsabilidades, ante la acumulación de suciedad y el deterioro de la zona, por lo que periódicamente se ve obligado a actuar, debido a la sensibilidad de algunos colectivos alhaurinos y ciudadanos con este conjunto, el lugar donde en su día fue apresado el general liberal Torrijos antes de su fusilamiento en las playas de Málaga.
No obstante, Villanova ha vuelto a reclamar a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía que realice trabajos de conservación y mejora en la torre, que presenta un importante estado de deterioro. Hay que recordar además que tanto el Ayuntamiento como asociaciones locales han solicitado en diversas ocasiones que la administración autonómica inscriba este conjunto dentro del Inventario General de Bienes de Interés Cultural de Andalucía, lo que implicaría un aumento de la protección que ya de por sí establece la Ley de Patrimonio Histórico.
Los trabajos que se han acometido estos días han consistido fundamentalmente en la limpieza y retirada de abundantes restos de residuos, así como la poda, desbroce y recogida de maleza y vegetación en todo el recinto, que cuenta con una serie de senderos, árboles, bancos, papeleras y mobiliario urbano que fueron instalados en su día por el Consistorio.

 

Artículo publicado el 5 / diciembre / 2014. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público