Oficina de prensa municipal.

Concluyen los trabajos de la 2ª fase de actuaciones municipales en materia de selvicultura forestal para la lucha contra el fuego en las urbanizaciones.

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha acometido estos días la limpieza y desbroce de varias parcelas públicas de la barriada Pinos de Alhaurín, con el objetivo de aumentar la seguridad de los vecinos y bienes inmuebles en caso de que se produzca un incendio forestal. Esta iniciativa forma parte de los trabajos incluidos en la segunda fase del programa de actuaciones municipales en materia de selvicultura forestal para la prevención y lucha contra el fuego en las urbanizaciones más cercanas al monte público. El resto de tareas de limpieza se ha llevado a cabo en las zonas de Lauro Golf y en El Lagar, de las que daremos cuenta en próximas notas de prensa.
Estas labores han sido encomendadas a una empresa especializada del sector y han tenido un coste de unos 5.000 euros, si bien será necesario destinar otros 10.000 euros en los próximos meses para labores de repaso y refuerzo de cortafuegos, antes de que comience la campaña de verano.
Como se recordará, le Concejalía de Medio Ambiente lleva trabajando desde 2013 en la ejecución de cortafuegos perimetrales en la franja de monte público donde se encuentran incardinadas varias urbanizaciones, barriadas y zonas de diseminado. En el caso de Pinos de Alhaurín, se ejecutó un cortafuegos de 1.300 metros de longitud y 25 metros de ancho en el sector sur de la barriada, en una superficie total de actuación de 32.500 metros cuadrados. Hay que destacar que Pinos de Alhaurín era la zona del municipio más vulnerable desde el punto de vista del riesgo por  incendios forestales y su posible afectación a viviendas.
En 2014 se procedió a la ejecución de varios tramos de cortafuegos perimetrales que afectan a las urbanizaciones del sureste de la localidad: Terrazas del Valle, Lagar y Tabico Alto, en las traseras de las calles Pozo, Jorge Guillén, Fino, Mollina, Quitapenas y Lágrima. Igualmente se ejecutó un área cortafuegos en la zona verde de la urbanización Fuensanguínea, colindante a calle Granaínas.  En total, casi dos kilómetros y medio de longitud, con una anchura de 25 metros, y una superficie total de 61.550 metros cuadrados.
Ahora, desde finales de 2014 y en lo que va de 2015, en el marco de esta segunda fase, se ha incidido en actuar sobre solares urbanos de titularidad municipal que presentaban una vegetación forestal con gran carga de combustible forestal. Estas parcelas están por lo general ubicadas en el interior de las urbanizaciones y corren el riesgo de verse afectados por lluvia de pavesas  en un potencial incendio forestal de grandes dimensiones, tal y como ocurrió en el gran incendio de 2012 en Mijas y Marbella. Si se  originasen focos secundarios de llamas en estas parcelas no edificadas, en  el interior de la urbanización podrían llegar a cortarse  las rutas de evacuación y a su vez  propagar el incendio a otras viviendas  colindantes. Concretamente se ha actuado en las calles Casares, Marbella, Benamargosa, trasera de la calle Ramón Gómez de la Serna, Lágrima y depósito municipal de aguas de Lauro Golf. La superficie de actuación roza los 62.000 metros cuadrados.
Durante el año 2015 se van a acometer, entre otras, otro cortafuegos perimetral en el flanco oeste de Pinos de Alhaurín, así como el mantenimiento y conservación de de las labores ejecutadas en 2013, y la limpieza de las parcelas colindantes a Lauro Golf.

Artículo publicado el 22 / enero / 2015. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público