Domingo 14 de Enero del 2018

Oficina de prensa municipal.

Los trabajos se enmarcan dentro de la fase final de ambas actuaciones. La reurbanización de Carranque afecta a las calles Juan XXIII y Félix Rodríguez de la Fuente, donde ya se han renovado las infraestructuras subterráneas.El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado los trabajos de asfaltado en el marco de dos actuaciones que impulsa la Concejalía de Obras e Infraestructuras que dirige Salvador Herrera: la segunda fase de la reurbanización de la barriada de Carranque y la remodelación del vial que comunica Torrealquería y el casco urbano. En el primer caso, las labores afectan a las calles Juan XXIII y Félix Rodríguez de la Fuente, y estaba previsto que concluyan en breve.
Se trata de la fase final dentro de este proyecto, cuya inversión ronda los 300.000 euros. Una vez concluya el asfaltado, quedará por terminar algunos tramos de las nuevas aceras, después de que se hayan mejorado las infraestructuras subterráneas de servicio. En concreto, se han sustituido las antiguas canalizaciones de saneamiento y tuberías de suministro de agua, y se han instalado nuevas redes de pluviales para evacuar el agua de lluvia. También se mejorará la red de alumbrado, y se instalarán las canalizaciones de telefonía y telecomunicaciones, para soterrar en un futuro las líneas de estos servicios, que ahora son aéreas.
Con este proyecto se persigue fundamentalmente acondicionar mejor las calles para el tránsito de los peatones. Por ello, se ha ampliado el ancho de las aceras, que son demasiado estrechas, especialmente en la calle Félix Rodríguez de la Fuente. La nueva calzada será de pavimento asfáltico, mientras que para el acerado se han utilizado baldosas de tono gris, similar a la que hay en otras calles de la localidad, en sustitución de las antiguas losas blancas y rojas.
En total, en esta segunda fase de la reforma de Carranque se actuará en más de mil metros lineales de calles y en una superficie de 3.000 metros cuadrados. En el plan que afecta a esta barriada ya se invirtieron unos 200.000 euros en la primera fase, inaugurada en marzo de 2013, y que afectó a las calles Casado Misol, Tirso de Molina y Moreno Carbonero.
Por otro lado, también se ha comenzado con el asfaltado del denominado camino del Lavadero, en el trazado que va desde el cruce de Zamorilla hasta la carretera de acceso a Torrealquería, que presentaba un importante estado de deterioro. El tramo, de unos 1.300 metros de longitud, ya se ha ensanchado y se habilitará una nueva capa de firme para eliminar por completo los baches y socavones. La actuación fue adjudicada por unos 110.000 euros, y responde al plan de Alcaldía para garantizar el buen estado de las principales comunicaciones rurales del término municipal.
Las tareas se iniciaron con la limpieza de los márgenes a ambos lados del camino, para despejar la calzada y eliminar toda la vegetación acumulada en las cunetas. Por último, está previsto que se pinten las señales viarias horizontales para mejorar la seguridad del tráfico rodado. Con este proyecto, se busca atender sobre todo a los residentes en Torrealquería, que habitualmente utilizan este camino para acceder al casco urbano de Alhaurín de la Torre y a la carretera de la variante (A-404). El arreglo beneficiará también a un importante número de vecinos y propietarios de fincas agrícolas y de labor ubicadas precisamente en los alrededores de este vial.

Artículo publicado el 23 / diciembre / 2014. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público