Oficina de prensa municipal.

La actuación supondrá una inversión superior al medio millón de euros que cambiará por completo la fisonomía de este vial de entrada al casco urbano. Se construirá otra glorieta para agilizar el tráfico. El plazo es de cinco meses.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado las obras para la reurbanización y el desdoblamiento de la avenida Isaac Peral, una actuación que vendrá a completar la espectacular transformación de la entrada norte al casco urbano. El proyecto, que ha sido redactado por la Concejalía de Obras e Infraestructuras, responde al plan del alcalde, Joaquín Villanova, para embellecer y desdoblar el eje norte que conforman también la avenidas de las Américas y de Ceuta, ya que, desde la entrada en servicio de la segunda ronda de circunvalación de Málaga, el tráfico en la zona se ha incrementado considerablemente.
Las tareas han comenzado con la retirada de los árboles de la mediana de la avenida, y en breve se empezará a acometer el grueso de las obras. En concreto, se va a actuar en el tramo de la avenida Isaac Peral que discurre entre el cruce con la calle Alcalde Juan Rodríguez Ruiz y la rotonda a la altura de la calle María Zambrano. Son unos 300 metros de longitud en los que se demolerá por completo el actual pavimento, para la construcción de una calzada totalmente nueva, que pasará a contar con dos carriles por sentido, separados por una mediana ajardinada con nuevas farolas y palmeras, manteniendo el diseño actual de la avenida de Ceuta.
El contrato fue adjudicado a la UTE formada por las empresas Jocon Caniles y Mora Salazar, por un importe de 551.371,54 euros, lo que supuso una rebaja de más de 200.000 euros respecto al precio de licitación. El plazo de ejecución que se ha establecido en el pliego de condiciones es de cinco meses. Los trabajos de retirada de los árboles, que han sido podados previamente, han obligado a limitar el aparcamiento en la zona, pero, en principio, la avenida se mantendrá abierta al tráfico durante el desarrollo de las obras.
Además del desdoblamiento y la reurbanización de la superficie, la actuación implicará la renovación de todas las infraestructuras subterráneas de servicio de agua, alumbrado y telefonía, que se encuentran obsoletas. En ese sector existe un antiguo cableado aéreo que ahora se soterrará. Se ampliarán la red de baja y media tensión, y la de agua potable, para dar servicio a los futuros edificios que se construyan en la zona, donde se proyectan la futura Biblioteca Municipal y el Teatro. También se mejorarán las canalizaciones de pluviales para la evacuación del agua de lluvia.
Tras la demolición del actual pavimento y la instalación de las nuevas infraestructuras, se procederá a reponer el asfalto y a construir un acerado completamente nuevo a ambos lados de la calzada, con nuevas farolas, bancos y mobiliario urbano. También se instalarán nuevas señales verticales de tráfico y se pintará la señalética horizontal. Otro de los aspectos importantes de la actuación será la mejora y la reordenación de la circulación, tanto para los vehículos como para los peatones. Para ello, se ha planteado la construcción de una nueva glorieta en el cruce con la calle Alcalde Juan Rodríguez Ruiz, para facilitar los giros a ambos lados de la avenida de Ceuta, lo que mejorará la seguridad vial en un sector con mucho tráfico en horas punta, debido sobre todo a la presencia del colegio Isaac Peral y el instituto Gerald Brenan. Se crearán asimismo nuevas plazas de aparcamiento en batería a ambos lados.

Artículo publicado el 13 / enero / 2015. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público