Martes 27 de Noviembre del 2018

Oficina de prensa municipal.

Se ha instalado un nuevo suelo especial vinílico, se están colocando nuevos rodapiés y se va a habilitar una nueva escalera de madera de roble entre el patio de butacas y el escenario.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha dado un paso más en el plan de remodelación del Centro Cultural ‘Vicente Aleixandre’ que se ha acometido durante este mandato. En esta ocasión, el Área de Servicios Operativos se ha encargado de ejecutar una serie de mejoras en el salón de actos del edificio, que se suman a las reformas realizadas anteriormente, y que incluyeron la creación de la actual Hemeroteca, la instalación de luces de tecnología ‘led’ y la completa transformación de la imagen interior del recinto.
En concreto, los trabajos que se han desarrollado durante esta semana han afectado principalmente a la superficie del salón de actos, donde se ha colocado un suelo vinílico completamente nuevo, ecológico, antibacteriano y antideslizante, que sustituye al anterior, que se encontraba muy deteriorado. Han sido en total 154 metros cuadrados de láminas que se han instalado en todo el patio de butacas, para lo cual ha sido necesario retirar y volver a poner los asientos. Los sitios destinados a personas con problemas de movilidad también han sido convenientemente señalizados.
Estas tareas se han aprovechado para retirar los antiguos rodapiés para sustitución por unos nuevos. En estos días se completarán las obras con la instalación de una nueva escalera entre el patio de butacas y el escenario. Será una estructura de madera de roble, un material mucho más macizo y duradero que el de los actuales escalones, lo que mejorará la estabilidad y amortiguará los ruidos de los pasos.

REFORMA DEL CENTRO CULTURAL
El Centro Cultural ha experimentado una profunda puesta a punto y mejora general para su adaptación a los nuevos tiempos y la renovación de su imagen. Han pasado ya más de diez años desde su anterior remodelación, por lo que las Concejalías de Servicios Operativos y Cultura decidieron diseñar un plan de trabajo en varias etapas desde hace un par de años.
La primera fase afectó a las escaleras de acceso al resto de plantas, con la instalación de zócalos de madera de roble para proteger las paredes de rozaduras y huellas. También se actuó en el estucado de las paredes, cuyo antiguo color salmón fue sustituido por ocre en las plantas superiores y en las escaleras de emergencia laterales. Las barandillas de la escalera principal y sus paredes quedaron en rojo burdeos. Las paredes del vestíbulo se pintaron en blanco roto, para darle continuidad a la estética de la actual sala de exposiciones, que fue habilitada en la planta baja, en la una de las dos salas de proyecciones. El vestíbulo, desde entonces, forma parte del espacio expositivo, con rieles a lo largo de toda la estancia, para colgar los objetos de muestra.
Aquella fase también incluyó el arreglo de las ventanas de aluminio dañadas y la supresión de humedades, además de la sustitución de las tapicerías de algunas butacas del salón de actos, dañadas por el uso y el paso del tiempo. Posteriormente, se inauguró la nueva Hemeroteca Municipal, situada en la primera planta del centro, que fue objeto de otra profunda remodelación: se instaló un suelo más acorde con su nuevo uso, sustituyendo la moqueta color mostaza por tarima flotante; se pintaron las columnas de color marrón y las paredes con un adecuado color crema que potenciaba la entrada de luz natural por el gran ventanal.

Artículo publicado el 3 / marzo / 2015. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público
No announcement available or all announcement expired.