Oficina de prensa municipal.

El recinto, inaugurado esta mañana incluye un suelo especial antirrobo y se suma a otras actuaciones realizadas por el Ayuntamiento en la barriada. El alcalde anuncia que se llevarán a cabo más mejoras en las zonas verdes.

A mediodía de hoy ha entrado en servicio el nuevo parque infantil de la urbanización Peralta de Alhaurín de la Torre, que está emplazado en la entrada de la barriada, y que responde a una reclamación de los vecinos. Inaugurado por el alcalde, Joaquín Villanova, acompañado por varios concejales de la Corporación y por un buen número de vecinos de la zona, se trata de una actuación que ha sido coordinada por el Área de Servicios Operativos, que dirige Carmen Doblas.
Al respecto, el primer edil ha explicado que ha habido algunas dificultades durante los trabajos que finalmente se han solventado, para llevar a cabo una ”ejecución perfecta”. Concretamente, el proyecto ha incluid0 la construcción de una plataforma de hormigón sobre la que se ubica el parque, el levantamiento de un muro y los postes sobre el vallado del recinto que acoge la instalación del suelo de caucho homologado, con la característica de que se trata de una superficie ‘antirrobo’, pionera en el municipio.
En su interior, se han instalado nuevos aparatos de juegos infantiles, que se han completado con otros aparatos del antiguo parque de Peralta, que se encontraban en buen estado pero que han sido pintados y reparados. La nueva ubicación, más cercana a las viviendas, fue consensuada con los vecinos, para prevenir los actos vandálicos que sufrió la antigua instalación. Nada más ser inaugurado, los más pequeños de Peralta han empezado a disfrutar de este equipamiento.

OTRAS ACTUACIONES EN PERALTA
El parque se suma a los diferentes trabajos que ha realizado el Consistorio en esta urbanización, entre ellos una acera de unos 400 metros de longitud en un tramo del llamado Camino del Comendador. A este proyecto, que corrió a cargo de la Concejalía de Obras e Infraestructuras, se destinaron unos 30.000 euros, al objeto de mejorar la seguridad de los peatones en un vial que es especialmente transitado por los niños que estudian en el colegio Maruja Mallo de Taralpe.
Por otro lado, este verano se invirtieron otros 83.000 euros en la creación de un nuevo acceso a la urbanización. Consistió en la reordenación de un cruce muy conflictivo, donde se habilitó un carril central con una señal de ‘stop’, para que los vehículos pudieran acceder a la urbanización cuando circulan por la MA-3300 (la llamada carretera de la Vía) en sentido hacia Alhaurín el Grande. El proyecto incluyó nueva señalización y el ensanche del acceso para aumentar la visibilidad y facilitar la incorporación de los vehículos, así como la instalación de un nuevo alumbrado.
No obstante, el alcalde ha anunciado hoy que el equipo de gobierno continuará impulsado mejoras en la urbanización, sobre todo en las zonas verdes, con la plantación de más césped y la creación de una barrera de árboles y vegetación para intentar amortiguar el ruido de la carretera.

Artículo publicado el 21 / diciembre / 2014. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público