Sábado 13 de Octubre del 2018

Oficina de prensa municipal.

En el evento, al que asistió el alcalde, Joaquín Villanova, no faltaron las actuaciones y los disfraces. El grupo de teatro ‘Siempreviva’ puso en escena una divertida obra sobre cruceros y piratas.

Los jubilados y pensionistas de Alhaurín de la Torre celebraron ayer a lo grande su particular fiesta de Carnavales, donde no faltaron las actuaciones, los disfraces y, sobre todo, la diversión de todos los asistentes. Los primeros en cantar fueron los componentes del coro de la Alegría, que llevaron a cabo una interpretación al estilo de las comparsas de carnaval. Por otro lado, el grupo de teatro ‘Siempreviva’, que pusieron en escena una divertida obra sobre cruceros y piratas. Por último, Juan Lozano, con su disfraz de obispo, puso el broche de oro con numerosos chistes.
Tras las actuaciones tuvo lugar el concurso de disfraces, que repartió regalos entre los ganadores; en concreto, una cena en el Bar Peña y una sesión de ‘spa’ para el primer puesto, otorgado a Juan Lozano por su disfraz de Obispo; dos cenas en el mismo restaurante y una cesta de regalos variados para Isabel Recuerda, que iba ataviada con un disfraz de bebé; y otras dos cenas para Maya Kononova vestida de princesa y merecedora del tercer puesto.
La jornada, en la que estuvo presente el alcalde, Joaquín Villanova, culminó con una merienda a base de bocadillos y refrescos a la que también acudieron usuarios de la residencia de ancianos Fuentesol, que salieron de excursión expresamente para disfrutar de la fiesta.

Artículo publicado el 17 / febrero / 2015. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público