Sábado 13 de Enero del 2018

Oficina de prensa municipal.

Nuevas mejoras en el parque de Retamar, donde se canalizará parte del arroyo Bienquerido y se construirá un depósito.

Este proyecto complementará la actuación llevada a cabo en diciembre. El resto de puentes serán remodelados y se colocará una barandilla de protección de 300 metros de longitud. Costará 70.000 euros y se realizará en dos meses.

El parque de Retamar será objeto de nuevas mejoras en los próximos dos meses, tras el éxito del proyecto de acondicionamiento llevado a cabo el pasado  diciembre. En esta segunda fase, en concreto, se va a actuar en los alrededores del arroyo Bienquerido, que discurre al descubierto a partir del tramo de la calle Fragata en dirección norte, para dotar al recinto de una mayor seguridad. La actuación, que llevarán a cabo los Servicios Operativos del Ayuntamiento, comprende el entubado de parte del cauce a lo largo de 30 metros, con una canalización de fibrocemento de un metro y medio de diámetro. Además, se va a construir un depósito de agua con capacidad para 40.000 litros, a fin de aprovechar los caudales de este arroyo para riegos de parques, jardines y zonas públicas. Por otro lado, se va a actuar en la sustitución de los tres puentes de madera aún existentes en el recinto por otras pasarelas de hormigón y rocalla, acorde con las otras tres ya instaladas en diciembre. Igualmente, está previsto habilitar una barandilla de protección de 300 metros de longitud en todo el entorno del arroyo que quede al descubierto, como medida adicional de seguridad. Esta mejora quedará rematada con la plantación de especies autóctonas , como palmitos, encinas o algarrobos. Por último, se va a proceder al desbrozado de aquellas partes del cauce donde la vegetación esté excesivamente crecida.
El presupuesto de esta segunda fase de mejora del parque de Retamar, situado junto a la urbanización Campanario de Retamar, será de unos 70.000 euros, con un plazo de ejecución de un par de meses.
Como se recordará, el Ayuntamiento ya actuó en diciembre pasado en un espacio de unos 25.000 metros cuadrados, donde se realizó un completo lavado de cara, tanto en las zonas verdes como en los equipamientos y servicios. Afectó a las especies vegetales existentes y se plantaron además nuevos árboles y arbustos ornamentales autóctonos. Hay que recordar que este parque ya fue objetivo de una actuación de mejora en 2010, pero solo en la primera fase, la situada en la zona sur, y que fue llevada a cabo por la Fundación las Canteras.
Con este proyecto, el Área de Servicios Operativos que dirige Carmen Doblas complementa la construcción en su día del denominado recinto recreativo Mirador del Campanario, compuesto por una zona infantil, un parque biosaludable y una pista polideportiva. La actuación que ahora está en marcha es una de las incluidas dentro del Plan de Empleo Juvenil de Alhaurín de la Torre.

 

Artículo publicado el 7 / enero / 2015. En la categoría: Información MunicipalEn la categoría: Servicio Público